Comprar franquicias en México: 3 claves antes de ser franquiciatario

¿Así que estás pensando en comprar franquicias en México? Muy bien, pero primero debes estar consciente de que las ganancias no serán inmediatas y mucho menos fáciles de adquirir, por más que estemos hablando de una marca conocida en todo el mundo y cuyos productos parezcan venderse “solos”.

Dicho lo anterior, te presentamos unas cuantas claves que debes saber antes de ser un franquiciatario:

  • Medir el nivel de la demanda

Es de suma importancia que antes de decidirte por una u otra franquicia, conozcas qué tan solicitado es el producto que ofrecerías. El que tú en lo personal seas consumidor recurrente del producto en cuestión, no significa que muchos más los sean, por más que se trate de una marca mundialmente reconocida.

Toma en consideración que son muchos los casos de compañías de fama mundial que han fracasado al intentar penetrar en algunos países. Incluso, aunque sean bien recibidas en un país en lo general, quizás en una región en específico no vaya a “pegar” tan fácilmente por diversos factores, como por ejemplo el no ser un producto requerido por dicho mercado, o no contar con la posibilidad de adquirirlo.

  • Analiza la franquicia

es-indispensable-que-investigar-a-fondoAntes de embarcarte en la aventura de comprar franquicias en México, es indispensable que investigar a fondo todo sobre las marcas que estés considerando adquirir.

Hacerte con una franquicia no es solo manejar su marca y sus productos, sino también sus procesos, métodos de capacitación y todo un cúmulo de actividades realizadas “tras bambalinas”. De igual forma, ocúpate en conocer su proceso de transmisión del “know how”, así como todas las cláusulas ante diferentes situaciones.

  • Asesórate con un experto

El mundo de las franquicias es uno muy especial, con sus particularidades muy marcadas. Por más deseo y dedicación que tengas por llevar tu negocio directo hasta el éxito, hacerlo sin la guía de un experto en el tema o una capacitación apropiada
será bastante complicado, por no decir casi imposible.

Incluso, si ya has manejado un negocio particular, ser un franquiciatario es una experiencia distinta, ya que se necesita de una orientación más especializada dado que los procesos no son siempre iguales respecto a los de una empresa “común”.

Leave a comment