Franquicias mexicanas en el extranjero: planificando la expansión

Con tantas y tantas franquicias provenientes de otros países ya establecidas en México, ¿no crees que ya es hora de tener franquicias mexicanas en el extranjero? ¿Y qué tal si le presentas tu marca, tu franquicia a otro país?

A lo largo de los años muchos se han atrevido a emprender esta gran aventura, por supuesto unos con mejores resultados que otros. Desde luego no hay una clave universal para el éxito, pues si la hubiera todos la usarían estando en igualdad de circunstancias y, por ende, nadie sería “el mejor”.

Lo que sí existe, es la expansión de forma planificada. Si tu deseo es probar suerte en el mercado internacional, permítenos decirte que antes de abrir las puertas de tu primer establecimiento fuera de México te espera mucho trabajo por delante. Por supuesto que, si haces toda esa “talacha” de manera correcta, todo será más sencillo una vez que el negocio esté andando.

Parte de la planificación previa es conocer las costumbres, la idiosincrasia de tus clientes potenciales, y por supuesto la legislación local. Que hayas tenido éxito en México, no significa que lo harás en automático en otro país. O quizás sí. Quizás la fórmula principal es la misma, pero con ciertos ajustes.

el-mayor-mercado-del-mundoA manera de ejemplos rápidos tenemos a la Coca-Cola y a McDonalds. Ambas cadenas se encuentran disponibles prácticamente en todo el mundo, pero no en todas partes venden exactamente los mismos productos. ¿Por qué? Porque sus estudios de mercado les han demostrado qué producto sí funciona en cierto lugar, cuál no y cuál puede tener alguna posibilidad. Esa, es parte de tu trabajo también.

Antes de siquiera pensar en establecer una unidad piloto, investiga características como la religión de los habitantes del lugar, las condiciones climatológicas, su poder adquisitivo, la variación de la moneda local respecto al dólar, sus tasas de interés, los tratados comerciales del país con otras naciones, restricciones sobre algún alimento u otro producto, en fin, todo.

Un tip adicional es dejar de pensar únicamente en el mayor mercado del mundo como lo es Estados Unidos; no nos olvidemos que hay otras opciones. ¿Centroamérica? ¿Sudamérica? ¿Qué tal Europa? ¿No has pensado en Oceanía?

Para hablar de franquicias mexicanas en el extranjero tenemos que platicar de emprendedores detrás de ellas quienes corrieron grandes riesgos. No obstante, al final las satisfacciones de poder ver crecer y expandirse a nuestra marca es realmente única. Una experiencia llena de aprendizaje, con un enorme intercambio cultural y por supuesto, grandes beneficios económicos creando fuentes de empleo en distintas partes del planeta.

Recordemos que el temor a lo desconocido es uno de los más naturales en el ser humano, u es uno que siempre estará ahí. La idea no es que dejes de sentir miedo, sino que te animes a hacerle frente una vez más, y así como en su momento iniciaste con tu franquicia y le diste los pies para plantarse firme, ahora le des alas permitiéndole volar a conquistar otros territorios.

Leave a comment