Proyecto de cafetería: guía básica para comenzar

El mero pensamiento de poner en marcha un negocio, en este caso un proyecto de cafetería es algo bastante serio, pues es una labor que requiere esfuerzo, tiempo y dinero.

Con el fin de que puedas cumplir tus metas, en este artículo te orientamos sobre los pasos básicos para elaborar un plan que, sin ser extenso ni tedioso, sí pueda servirte para tener una guía y una estructura para comenzar de lleno con tu proyecto de cafetería lo mejor posible.

Definir qué productos o servicios ofrecerá la cafetería

Obviamente el producto principal es el café, eso parece quedar claro al estar hablando de una cafetería. Y al comienzo eso es lo ideal: mantener el establecimiento lo más “simple” posible, ofertando las bebidas básicas, un servicio de barra y quizás algo práctico para acompañar su café.

Si antes de intentas de hacerte con clientes fijos buscas tener una carta de 30 opciones o más y agregar servicio de entrega a domicilio, fácilmente podrás perder el control del negocio.
Inicia con “algo” con la suficiente fuerza como para conservar el negocio a flote por un tiempo considerable de tiempo, para poco a poco ir incorporando opciones al menú y aumentando los servicios que ofreces.

Establecer los precios

Recuerda que el costo de cada uno de tus productos debe incluir varios conceptos, como los gastos del uso de la máquina, las tazas, los platos, la renta del local, sueldo de los empleados y por supuesto, dejar un margen de ganancias. Así mismo, recuerda que el precio de tus productos ha de ser competitivo respecto a lo ofrecido por la competencia.

Fija cuántos clientes seguros requieres para tener las ganancias esperadas

Este es un paso muy variable, pero muy importante de realizar. Considera que entre más clientes tengas, mayores serán tus ganancias, siendo insuficiente que vendas mucho a pocas personas. Si quieres ofrecer precios bajos, mentalízate para buscar ventas en volumen para así obtener una ganancia importante.

Es vital que comprendas el modelo de ventas y precios, ya que al hacerlo asegurarás la rentabilidad de tu proyecto de cafetería.

¿Cómo va a iniciar la cafetería?

Es necesario que te hagas tres preguntas y las incluyas en tu proyecto: ¿cómo voy a iniciar con mi cafetería? ¿Con qué recursos cuento? ¿Qué necesito para abrirla y mantenerla?
Toma en cuenta equipo, mobiliario, renta de espacio, personal (qué tipo de personas necesitas), etcétera. Comenzar una cafetería no sólo implica invertir dinero, sino también tiempo.

Definir quiénes serían tus clientes y por qué comprarían en tu cafetería

delimitar-la-clientela-conveniente-para-el-negocioA la acción de delimitar la clientela conveniente para el negocio, se le conoce en mercadotecnia como segmentación de mercado, y es algo que todo negocio debe realizar antes de iniciar.
Para hacer una correcta segmentación, considera características como la edad y ubicación de tus clientes, así como su poder adquisitivo y otros factores importantes para de alguna forma, poder asegurar tus ventas.

Respecto a por qué ellos comprarían en tu cafetería, en tu plan incluye las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué beneficios ofreceré?
  • ¿Qué necesidades satisface mi cafetería?
  • ¿Cómo lo presentaré y entregar a mis clientes mi marca y mis productos?
  • ¿Por qué ellos me comprarían en lugar de la competencia?

Y esto es sólo el comienzo. ¿Mucho trabajo? Quizás, pero si realmente te enfocas y deseas tener tu propia cafetería, verás que tu negocio será un éxito gracias en gran medida a haber planificado todo desde un principio.

Leave a comment